Fauces

La noche en que nos presentaron a Ray y a Kate no imaginábamos la historia de la cual huían, acaso escapaban de su propia invención. Había algo raro en la cabeza de ella, un borde notorio entre su cabellera rojiza y su frente. De seguro una peluca, tan pronto socializó nos habló del cáncer que sufría y todos los tratamientos habidos y por haber que le resultaban costosísimos y a los que estaba sometida. Ray y Kate utilizaban los espejuelos esos que se oscurecen cuando les da el sol. Éramos siete en el glow room, con ellos completaríamos nueve para manejar los carritos de la mercancía: espadas luminosas en colores, fibras ópticas simulando fuegos artificiales con el rostro de mickey, minnie, el pato donald, pluto y collares y pulseras neón. Todos los días salíamos a las siete o cuando comenzaba a anochecer (lo que pasara primero) luego de preparar y contar la mercancía, ponernos el apron, ataviarnos con los objetos luminosos, preparar el carrito y salir. Kate y Ray eran pareja. Así lo dejaron saber tan pronto se presentaron esa noche. Sus brazos se alargaban como tentáculos el uno sobre el otro, sobre la ropa blanca que había que vestir. Si eras glower el uniforme era blanco, como un tipo de enfermero alegre, esa criatura inexistente.

Esa noche me había tocado montar la carroza con Ray. Le decíamos carroza porque era en forma de la carroza típica que se utiliza para sustituir calabazas en una noche de janga profunda y princesas limpiapisos. Estábamos en disney, en epcot precisamente. Era febrero y se sentía un frío agudizado por el lago artificial que hay allí. Éramos Ray y yo empujando el carrito para buscar nuestra ubicación en el parque. Esta vez nos había tocado cerca del pabellón de Canadá. Pero antes, a Ray se le antojó ir al baño. Lo esperé afuera en un lugar apartado, bastante oscuro a no ser por el farol de luz amarillenta bajo el cual detuve el carrito para matar el tiempo arreglando la mercancía. Alineándola analmente. Cuando Ray por fin salió, noté que tenía una cicatriz profunda, como un alacrán que bordeaba su rostro, justo donde termina la quijada cubierta la mayoría del tiempo por su cabello rubio ondulado.

Él notó que mis ojos se fijaron en su cicatriz. Al notar que él se percató intenté disimular y bajé la cabeza, comenté acerca del frío, me quité los guantes, soplé mis manos, las froté, volví a ponerme los guantes. -Esto fue un puma- me dijo. Y a mi silencio añadió: ‘un día iba yo caminando por el bosque y pisé en falso una alfombra de hojas secas, hice un escándalo ya que el bosque estaba bastante silencioso y caí en un hoyo. Me desesperé bastante rápido, ya andaba perdido desde el mediodía y tenía hambre y sed. Comencé a gritar con todas mis fuerzas para pedir ayuda y se acercó un puma y con sus garras me arrancó la cara’, claro, que él dijo: he tore my face off, porque me hablaba en inglés.’ Me explicó todo el proceso de la cirugía, de cómo escogió la nueva piel para su rostro minuciosamente.

Aquella historia me parecía terrible, pero lo más terrible era que me parecía inverosímil -¿Cómo había salido vivo de esa si él mismo indica que estaba débil y estaba en un gran agujero? -‘Evidentemente estaba solo, cansado, con hambre y poca probabilidad de sobrevivir.’ No dije nada. Él comenzó a colocarse los guantes con movimientos que parecían gestos quirúrgicos sobre un cuerpo frágil. Permanecí en silencio. Esa noche vendimos toda la mercancía. Al regresar vimos una serpiente blanca y amarilla reptar ante nosotros, nos cruzó por al frente en una de las veredas del parque.

Al otro día nos enteramos que Ray y Kate habían desaparecido llevándose el contenido de la caja registradora y dejando una peluca rojiza sobre las teclas de los números.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s