Inmarcesible

El tiempo es el espacio que pocos entendemos.
Los pliegos del céfiro que cubre
la figura de Remedios Varo,
una montaña en Kiamsi
y un camino
que bordea el contorno pétreo
de un dragón y un tigre.
Un río fluye bajo el guayacán estallando soles.
Y el agua ardiente me recuerda al bosque
como la literatura más antigua de Sakkara.

Un naipe cae del cielo

abriendo un surco en el aire.

Ignífugo.


La muerte es un tren que nos atraviesa.

Es la cercanía de espejismos

lo que nos hace inmortales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s